Bloody Mary

Cómo hacer un cóctel bloody mary

Bloody Mary con berberechos

¡Quién lo iba a decir! Unos berberechos en un cóctel. Pues si. El Bloody Mary es tan versátil que se le puede incorporar casi cualquier ingrediente. Y resulta que el sabor de los berberechos combina a la perfección con el cóctel a base de jugo de tomate y vodka.

Los berberechos se van a utilizar a modo de decoración, o como complemento, pero también se podía añadir una parte de su jugo a la bebida, al igual que se puede añadir la salsa de ostras o almejas.

Bloody Mary con berberechos

Estos son los ingredientes que he utilizado para hacer el Bloody Mary de berberechos

Para 6 personas.

  • 2 partes de vodka (3 cl)
  • 4 partes de zumo de tomate (6 cl)
  • el zumo de medio limón recién exprimido
  • 4 toques de salsa Worcestershire o salsa inglesa
  • 4 gotas de Tabasco (o salsa picante)
  • 1 pizca de flor de sal (o sal normal)
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida
  • Hielo en cubos
  • 200 g de berberechos
  • Varios tallos de apio, para decorar

Herramientas:

  • Coctelera
  • Palos de bambú
  • Una cazuela

Elaboración:

Cuece los berberechos en una cazuela con agua hirviendo hasta que se abran del todo. Retíralo del fuego y saca la carne. Haz una brocheta con 7-8 berberechos y unos palitos de bambú. Reserva las brochetas hasta su presentación.

Añade un montón de hielo y todos los ingredientes (salvo los berberechos) a una coctelera o un vaso para agitar. Si estas utilizando una coctelera, inclínala hacia atrás y hacia adelante varias veces para mezclar los ingredientes sin hacer espuma.

Si utilizas un vaso para agitar, puedes hacerlo vigorosamente, hasta que todos los ingredientes estén integrados. Prueba una cucharada del cóctel y rectifica de sal y condimentos si es necesario.

Vierte el Bloody Mary en vasos para cócteles y resérvalo en el frigorífico hasta que sea el momento de servirlo. Cuando lo vayas a servir, añade más hielos si es necesario e incorpora las brochetas de berberechos que tenias reservadas, junto con los tallos de apio o cualquier tipo de hierbas frescas.

Si estás haciendo el cóctel Bloody Mary para un grupo grande de personas, puedes preparar una jarra sin especias ni salsas y dejar que la gente se añada su propio aderezo y condimento. Un bufet libre de cóctel, como se suele decir.

A no todos les gusta el picante, en cambio otros prefieren que esté muy picante. Esta es la mejor manera de agradar a todos y quedar bien. Además, todos pensarán que has pensado en todos y cada uno de ellos y se sentirán apagados por ello.